Buscar

Te ofrecemos, Señor



ESTRIBILLO:
Te ofrecemos, Señor,
nuestra juventud.


Este día que amanece,
(este día que anochece)
entre cantos y alegrías,
este día en que sentimos,
Tu presencia en nuestras vidas.

ESTRIBILLO.

Ilusiones y esperanzas,
la alegría de vivir,
todos juntos como hermanos,
caminando hacia Ti.
ESTRIBILLO.

El esfuerzo de los hombres,
el dominio de la tierra,
la llegada de Tu reino,
inquietud que se hace eterna.

ESTRIBILLO.

Ofrecemos, todos juntos,
nuestras vidas al Señor,
los trabajos y dolores,
la alegría y el amor.

ESTRIBILLO.

Tú estás cerca (Tú eres Madre)



Tú eres Madre,
estás aquí,
me acompañas
y me cuidas con amor.
Tú eres Madre,
estás aquí,
y me ayudas, como Tú,
a decir sí.

ESTRIBILLO:
Tú estás cerca, junto a mí,
y en silencio vas orando
ante el Señor.
Tú eres Madre del Amor,
vives cerca de los hombres,
del dolor.
En las calles de la ciudad,
en la gente que trabaja por su pan,
vives, Madre, en el hogar,
de la gente de sencillo corazón.

ESTRIBILLO.

En los niños y en la flor,
en el joven que posee una inquietud.
Vives, Madre, dando paz
al anciano que te reza en soledad.

ESTRIBILLO.

Santo clásico



Santo, santo,
santo es el Señor,
Dios del universo.

Llenos están el cielo
y la tierra de Tu gloria.
¡Hosanna en el cielo!

Bendito el que viene
en nombre del Señor.

¡Hosanna en el cielo!